Mi bebé tiene una huelga de lactancia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Mi bebé rechaza el pecho

Me tiene frustrada como madre

Hola mamis, vuestro bebé tiene una huelga de lactancia y no sabes que hacer. Aquí en mi primer latido como siempre, nuestra misión es informarte sobre temas importantes y de interés en esta etapa de lactancia para que estés más tranquila.

Hoy hablaremos de un tema que preocupa a muchas madres y es cuando su bebé rechaza el seno. Es obvio que te sientas frustrada, tenías claro que ibas amamantar a tu pequeño (a) una vez recién nacido. Sabes que el mejor regalo que le puedes dar es la leche materna.

Sin embargo, es normal que te sientas frustrada, desesperada, triste y a veces culpable, pensando que estás haciendo algo mal. ¡No era lo que esperabas! tú bebé rechaza los dos senos, no quiere ni del uno ni del otro. Pero, no te preocupes. No tienes la culpa.

Hay que tener claro, que la mayoría de los bebés no tienen ningún problema con engancharse al pecho de su madre y extraer la leche. Aunque, algunos bebés les cuesta hacerlo no pueden engancharse, rechazan el pecho. Pero, aunque se enganchen no lo hacen de la manera eficaz y no obtienen la leche que necesitan.

Pueden ser variadas las razones por la que tu bebé rechaza el pecho y lo primero que debes identificar son las posibles causas.

Causas que provocan la huelga de lactancia de tu bebé

  • Separación madre e hijo: En algunas ocasiones hay circunstancias que obligan a separar la madre del hijo durante un tiempo, ya sea por complicaciones en el parto, enfermedad de la madre o del bebé, el bebé nació prematuro o de bajo peso y en estos casos podría existir más dificultades para que se enganche después el bebé.
  • Problemas anatómicos para engancharse: La anatomía orofacial del bebé está diseñada para mamar sin dificultad. Sin embargo, algunos recién nacidos poseen unas características anatómicas diferentes que les dificulta la lactancia. Por ejemplo, el labio leporino, la anquiloglosia o frenillo sublingual (Lengua anclada por un frenillo lingual demasiado corto), la retrognatia (mandíbula inferior retraída) o malformaciones como la fisura palatina.

Aquellos bebés que nacen con bajo peso, prematuros, los hipotónicos tienen más dificultar para mamar.

  • Problemas en la madre: El bebé no se puede enganchar porque el seno está muy lleno (ingurgitación mamaria).

Otras de las posibles causas pueden ser

  • La madre está sufriendo una mastitis. Con la infección la leche materna cambia de sabor se torna más salada y al bebé no le gusta.
  • La madre se coloca un perfume o crema corporal.
  • El bebé tiene otitis en un oído o en los dos, rechaza mamar porque al succionar le resulta doloroso.
  • El bebé tiene una nariz congestionada, al no respirar bien puede rechazar el pecho.
  • Cuando la madre queda embarazada de nuevo.

Hay que tener en cuenta que algunos niños se destetan solos antes que la mamá lo decida. No suele ocurrir antes del año, pero puede ocurrir si le estás ofreciendo suplemento o biberón.

Qué debo hacer para que mi bebé se enganche del seno

  • Lo primero que debes saber es que no puedes obligar a tu bebé a tomar del pecho si no quiere, por mucho que quieras, lo mejor es tener paciencia y ofrecerle el seno hasta que lo acepte.
  • Piel con piel tras el parto. Esa conexión de madre a hij@ por unos momentos es primordial se conoce como ¡la hora de oro!, ese tiempo ayuda a los recién nacidos a adaptarse a la vida extrauterina, mejora su oxigenación, mejora su temperatura, disminuye su gasto calórico.
  • Piel con piel en otro momento: hacer piel con piel con nuestro bebé favorece también el enganche, evita tener sujetador, camiseta. El olor de la madre, el olor de la leche y de una sustancia que liberan las glándulas de Montgomery (bultitos en la areola) favorecen el enganche del bebé.
  • Ayuda al bebé: A veces el bebé no se engancha solo y tenemos que ayudarle, roza su nariz y parte superior del labio con el pezón para desencadenar el reflejo de búsqueda.
  • Encontrar la postura adecuada, algunos se enganchan mejor en una postura que otra. La madre también deberá encontrar la mejor posición y más si ha tenido una cesárea.

Por último, no dudes siempre en buscar ayuda, la lactancia materna no siempre es fácil.

¿Le ha pasado a tu bebé? ¿Tienes algún truco que pueda ayudar al resto? No dudes en contarnos tu experiencia.

Y recuerda, mantente informada siempre siguiéndonos en InstagramFacebook o Youtube y suscribiéndote a nuestra newsletter para no perderte nada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Categorías