El Posparto: ¿Qué esperar de esta etapa?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cuando una mujer está embarazada, la mayor parte de sus deseos y preocupaciones son en torno al día del parto: que todo salga bien, que sea lo menos doloroso posible, que el bebé nazca sano… Estos son algunos de los pensamientos más comunes. Sin embargo, no es tan frecuente pararse a pensar qué vendrá después.

El posparto es una época que puede llegar a ser muy dura. Ya que el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios a niveles físicos y hormonales, pero a la vez todo suele girar alrededor del bebé, por lo que en ocasiones, la mujer se siente un poco sola.

¿Qué es el Posparto?

Se trata del periodo iniciado justo después del nacimiento del bebé. Los síntomas más frecuentes ocurren durante los primeros 40 días (periodo de cuarentena). Pese a eso, no hay un tiempo específico de posparto, ya que muchas mujeres no vuelven a sentirse bien hasta pasados varios meses.

En la etapa de la cuarentena, se producen muchos cambios tanto en la vida como en el cuerpo de las madres

Principales síntomas que se pueden sufrir durante el posparto

  • Hemorragia vaginal: Es normal que se ocasione una hemorragia vaginal, conocida como loquios, a consecuencia de la separación de la placenta de la pared uterina. Los primeros días el color del flujo será rojo intenso, se irá oscureciendo paulatinamente (marrón) y, finalmente, a medida que disminuye su cantidad, se vuelve un tono blanco amarillento.
  • Depresión posparto: Es una reacción que se origina como resultado del estrés físico y psíquico del embarazo y el parto, que también está relacionado con los cambios hormonales. Los síntomas más frecuentes son: sentimiento de culpa, tristeza, ansiedad, episodios de llanto, cambios de humor, irritabilidad, inquietud, cefalea, trastornos del sueño, dificultad para concentrarse y falta de energía. Puede necesitar tratamiento si dura más de 72 horas, o se presenta acompañada de otros síntomas como indiferencia hacia el bebé, pensamientos suicidas u homicidas, alucinaciones o conducta psicótica.
  • Contracciones posparto: Tienen como objetivo la retracción del útero, evitando de esta forma hemorragias importantes y facilitando que el útero recupere el tamaño que tenía antes de la gestación. Suelen ser dolorosas, y su intensidad aumenta cuando se amamanta al bebé, porque durante la lactancia el organismo segrega de forma natural la hormona oxitócica, que estimula estas contracciones. Se conocen como entuertos.
  • Fatiga: Es normal que durante los primeros días la madre se sienta muy cansada. La falta de horas de sueño contribuye a aumentar el cansancio.
  • Dificultad para orinar: Después del parto la madre puede tener dificultades para orinar, pero es importante vaciar la vejiga con frecuencia para evitar infecciones del tracto urinario y otras complicaciones.
  • Dolores: Después del parto es normal sentir molestias en las zonas afectadas por cicatrices como la episiotomía o de la cesárea. La cesárea requiere recuperación y analgésicos para el dolor. La episiotomía, tarda en cicatrizar aproximadamente 10 días y es importante mantener la zona limpia y seca (lavar con jabones neutros 3 o 4 veces al día)

Todos estos síntomas son frecuentes, pero cada mujer vive el posparto de una manera diferente por lo que no tiene por qué sufrirlos todos.

Si ya has sido mamá, puedes contarnos tu experiencia a través de nuestras redes sociales, InstagramFacebook o Youtube.

También te recomendamos que te suscribas a a nuestra newsletter para no perderte nada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Categorías