El masaje prenatal y sus beneficios

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

No hay nada mejor que un buen masaje prenatal relajante para los dolores musculares sufridos durante el embarazo.

Recibir un masaje de un profesional siempre sienta bien, ya sea relajante o descontracturante, el sentimiento que queda después es de completo alivio. Lo mismo ocurre al recibir un masaje prenatal.

¿Qué es un masaje prenatal?

El masaje prenatal ofrece varios cuidados para aliviar los dolores del embarazo debido al aumento de peso que provoca un desplazamiento del punto de equilibrio. Por lo general, este masaje se realiza en la zona de las lumbares y las articulaciones entumecidas sobre una camilla de masaje clásica o adaptada.

Se recomienda que el masaje prenatal sea realizado por un profesional de la salud como una obstetricia, una matrona o un fisioterapeuta especializado.

Cada embarazo es diferente, por lo que siempre asegúrate con tu médico antes de recibirlo. En embarazos de riesgo o con determinadas patologías, un masaje podría ser un factor de riesgo para el bebé. En general, este masaje es recomendable realizarlo solo entre el cuarto y octavo mes de embarazo con el fin de no perjudicar el buen desarrollo del bebé.

¿Cuáles son los beneficios del masaje prenatal?

Los masajes prenatales pueden mejorar la circulación sanguínea y la sensación de bienestar de la mamá, así como la producción de hormonas de placer como la oxitocina que ayuda a la relajación y al desarrollo del bebé. Reconecta tu mente con tu cuerpo para relajarte y sentirte plena contigo misma.

Otros de los beneficios en los que te puede ayudar el masaje prenatal son reducir los síntomas de:

  • Dolor de cuello y espalda
  • Dolor articular
  • Calambres en las piernas
  • Insomnio
  • Ciática
  • Dolor en el túnel carpiano
  • Dolor de cabeza y congestión
  • Hinchazón en las manos y en los pies (siempre y cuando no sea preeclampsia)

Se puede también combinar el masaje prenatal con el uso de un balón de gimnástica adecuado para reducir los dolores lumbares, además este balón es ideal para la rehabilitación del perineo después del parto.

Otras terapias pueden ser convenientes para las mujeres embarazadas como el yoga o el aquagym. Al igual que el masaje, siempre se recomienda conocer la opinión de tu médico antes de iniciar cualquier actividad.

¿Te planteas hacerte masaje prenatal? O si eres mamá, ¿lo hiciste en su día? Cuéntanos tu experiencia en nuestras redes sociales: InstagramFacebook o Youtube y también te animamos a suscribirte a nuestra newsletter para no perderte nada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Categorías