5 tips para una transición de leche de fórmula a la leche de vaca.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Muchas madres primerizas se preguntan en que momento dejan de amamantar y pasar de la leche materna o de formula a la leche de vaca. Algunas madres por alguna razón de salud o comodidad desean realizar esa transición y no saben cómo hacerlo. Siempre es bueno consultar con un pediatra pues, no todos los bebés asimilan el cambio de la misma manera.

Algunos pediatras recomiendan a las madres esperar hasta el año para comenzar el proceso de destete porque, los bebés de menos de 12 meses de edad no pueden digerir correctamente la leche de vaca. Además, aún requieren de algunas propiedades de la leche materna y la de fórmula.

Hay unos bebes que toleran la leche entera y otros no. Por eso, es importante observar si se presenta alguna intolerancia o alergia de la leche de vaca que le vas a dar para así, buscar alternativas del tipo de leche que le puedes dar a tu bebé.

La leche materna es el alimento que ha recibido desde que nació y no puedes quitárselo de la noche a la mañana aquí te daremos 5 tips de cómo hacer esa transición para que sea lo más natural y saludable para tu bebé.

No quitar abruptamente

Cualquier alimento que este consumiendo tu bebé sea de leche materna o de fórmula y deseas reemplazarla por la leche de vaca, debe irse dando de a poco para evitar un rechazo del neonato. Asegúrate que sea de la mejor calidad.

  • Temperatura adecuada

Dale la leche en la misma temperatura a la cual está acostumbrado así no notará tanto la diferencia.

  • Busca el momento perfecto

Los bebés son tan inteligentes, cuando sienten saciedad y les ofreces algo desconocido ¡Lo saben! Por eso fíjate cuando es el momento indicado para que el menor esté dispuesto a recibirla de una manera óptima.

  • Aumenta cada día

En el paso 1 te comentamos que mezclarás la leche de formula o materna con la de la vaca, pero añade siempre un poco más de la leche de vaca cada día hasta que se vaya acostumbrando al nuevo sabor, si la rechaza ok, añade menos. Pero, no dejes de insistir, se constante para lograr el objetivo.

  • Hazlo especial

Cuando tu bebé tome su leche míralo a los ojos y sonríele muéstrale que estás feliz porque lo ha logrado, muéstrale su juguete favorito, ponle música relajante o aquellas caricaturas que le gustan, así le transmitirás a tu bebé esa energía de tranquilidad y harás especial y divertida su hora de comer.

Y recuerda, mantente informada siempre siguiéndonos en InstagramFacebook o Youtube y suscribiéndote a nuestra newsletter para no perderte nada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Categorías